Se ha producido un error en este gadget.

martes, 2 de julio de 2013

DOS POEMAS DE MARCELA TAPASCO

I

Resuena, trompetín,
al arlequín avaro
este grito ¡mío!

Tras estéril ardid,
olvidos malogrados
al aire se escapan,
de su pluma floja
para destruir.
Vehemente repudio
oprime mi ilusión,
macabro embeleso
tiende su infamia al reír.

Ahora rehúyo la espera,
los besos profundos,
el calzar angustia
de maroma sin fin.

Resuena, trompetín,
al arlequín su fracaso
y este grito ¡mío!
Cansado de llanto
tras estéril ardid.














II

Dedos como fieras,
en la piel acarician,
dueños de la muerte.
Se deslizan al vientre,
y más lejos aún…

Arden como fuego,
inmutable ondular,
dedos libres de culpa,
encumbrados en misterios
de siluetas al pasar.

2 comentarios:

  1. Buenos versos, su versatilidad demuestra hasta donde puede enmarañarse el lenguaje, juega libremente con las palabras, las lleva del reverso al anverso sin ningún esfuerzo. buen trabajo vas labrando Marcela. felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Su estilo me parece genial: Desparpajado, libre, decidido. Sencillo. Adelante, Marcia!!!

      Eliminar